¿El oro es realmente una inversión segura?

Es muy común escuchar esto “El oro es una de las inversiones más seguras que existen”, “Yo he comprado y vendido oro y nunca he tenido problemas”, “Yo invierto en joyas y creo qué es lo más fácil y seguro de hacer”, etc. Aunque están afirmaciones tienen algo de verdad, no es del todo cierto que al invertir en oro, las ganancias ya estén aseguradas. Ya qué, como toda inversión tiene su riego y su volatilidad en el mercado. A continuación, le explico cómo actúa el oro en los mercados y los riegos que conlleva.

“Midas, solían decir, poseía el antiguo arte; de transformar lo que sea que tocara en oro; Esta afirmación moderna puede revertirse con facilidad. Tócalos con oro y se convertirán en lo qué tú desees.” – John Wolcot, satírico Ingles

Oro en el mercado

El oro ha existido cómo medio de cambio y de inversión desde las antiguas civilizaciones, el oro a rotado en la maquina económica desde tiempos inmemorables; llegando hasta hace no tantos años, respaldar las monedas en el mundo a través del oro que era resguardado en las reservas de los bancos centrales de las naciones. En la actualidad ya no se usa el patrón oro en la economía, pero, sin lugar a duda este metal sigue teniendo alta estima y comercialización por los inversionistas de commodities, inversionistas qué buscan resguardo, la industria tecnológica, gobiernos, bancos, joyerías, la industria minera, etc.

Los movimientos del precio del oro se dan por la combinación variables macroeconómicas, oferta, demanda y el comportamiento de los inversionistas. Parece algo simple pero estos factores trabajan muchas veces entre si de forma enredada. El oro es considerado por muchos una inversión que actúa como hedge (cobertura) contra la inflación, a fin de cuantas J.P. Morgan decía: “El oro es dinero, todo lo demás es crédito”. Esto tiene sentido porque el dinero fiduciario (papel moneda) pierde su valor cuando se imprime más de este y se introduce al mercado. Mientras que la cantidad de oro permanece relativamente constante debido a qué no se crea, se tiene qué extraer (y esto no es un trabajo sencillo).  Entonces en sí, la inflación no es lo qué mueve el precio del oro, es el pánico del mercado qué al ver una crisis económica o problemas en los mercados, corren a refugiarse comprando oro o instrumentos relacionados con este es lo que mueve el precio. Cuando la burbuja económica del 2008 pegó, los precios del oro subieron. Pero el oro ya estaba aumentando hasta principios de 2008, cerca de $1.000 dólares la onza antes de caer de bajo de $800 y luego rebotando al aumento, mientras las bolsas del mundo se venían abajo entre 2008 y 2009.

Dicho esto, los precios del oro siguieron aumentando aun cuando las economías se recuperaron. El precio del oro alcanzó su precio máximo histórico en 2011 en $1.921 dólares la onza, y ha estado en declive desde entonces. Es decir, si compró oro en 2011 ha estado perdiendo dinero hasta hoy en día que se redacta este artículo (diciembre 5, 2018). Diversos estudios demuestran qué el oro tiene una elasticidad positiva. Esto significa esencialmente, qué, a medida que más gente compra oro, el precio sube, en línea con la demanda. También significa que no hay ningún “fundamental” subyacente al precio del oro. Si los inversores empiezan a acudir al oro, el precio aumenta sin importar la política monetaria  que se esté aplicando.


Gold Futures, M, CFD, Investing.com. Línea verde tendencia alcista 1999 – 2011, línea roja tendencia bajista 2011 – actualidad.

Comparado a otros commodities, el oro no es consumido, prácticamente todo el oro qué alguna vez fue extraído, sigue estando presente hoy en día. Si hay uso industrial del oro, pero no se compara con la demanda de la industria joyera o de inversión. Uno esperaría que el precio del oro caiga con el tiempo, ya que hay más y más de él alrededor. Entonces, ¿por qué no lo hace? Aparte del número de personas que podrían querer comprarlo constantemente en movimientos de aumento de precio, la demanda de joyas y la inversión simplemente funcionan con el oro ya existente, no lo consumen, solo lo circulan o dejan de circularlo del mercado por periodos prolongados de tiempo. Nadie paga las compras de supermercado o la hipoteca normalmente con el Rolex de oro qué le heredó su padre. La demanda de joyas tiende a subir y bajar con el precio del oro. Cuando los precios son altos, la demanda de joyas recae en relación con la demanda de los inversionistas.

Demanda de oro para diferentes sectores, Linea de precio de 2010 a 2017, Consejo Mundial del oro.

Las grandes entidades qué mueven el mercado, son a menudo bancos centrales. En momentos en que las reservas son grandes, y la economía está en auge, un banco central realmente quiere reducir la cantidad de oro que posee. Eso es porque el oro es un activo muerto, a diferencia de los bonos, o incluso el dinero en una cuenta de depósito, no genera ningún retorno. El problema para los bancos centrales es que esto es precisamente cuando los otros inversores no están interesados en comprar oro. Por lo tanto, un banco central siempre está en el lado equivocado del trato, a pesar de que la venta de ese oro es precisamente lo que el Banco se supone que debe hacer. Como resultado, el precio del oro cae.

Tener el oro en forma física no es tan viable para muchos ya qué está expuesto a otros riesgos como el robo, por no decir que no es tan fácil almacenarlo ya qué ocupa espacio. Las barras de oro no son fáciles de conseguir y las joyas tienen el factor de que su valor también actúa en forma del mercado de las joyas mismas, depende de si está compuesta de otros metales o piedras preciosas, el tipo de artículo, el mercad secundario de reventa, fabricante, modelo, etc.

Otra forma común es invertir en ETF`s de la industria del oro, es decir índices que llevan varias acciones de mineras, empresas qué trabajan con oro, industrias de fabricación, etc. Pero en si no se está comprando el commoditie cómo tal, si no qué, se compran participaciones de empresas relacionadas con el metal. Si vemos el performance reciente de las mineras en el mundo, no han sido muy alentadores sus márgenes de retorno o de ganancia. También es importante ver qué el oro físico no es tan liquido es decir no se puede vender ni comprar tan fácil. No todo mundo tiene $2,000 dólares a la mano para comprar oro, o viceversa, no todo mundo anda cargando barras de oro.

Precio de acción de ARCA minera de Estados Unidos, Cotizada en la Bolsa de Nueva York.

Si usted está interesado en invertir en oro, es probablemente una buena idea mirar el desempeño que las economías de ciertos países o de desde donde planea invertir, están teniendo. Cuando las condiciones económicas empeoran, el precio (generalmente) se levantará. El oro es una mercancía que no está atada a nada más; en pequeñas dosis, hace un buen elemento de diversificación para una cartera. Una cuestión importante para denotar es qué el oro más que verlo cómo un activo de inversión donde se espere tener rendimientos grandes en el corto plazo (cosa qué es poco común), debe verse cómo un activo de retención de valor (ojo no contra la inflación cómo lo expliqué al principio), es decir que el oro mantiene su valor intrínseco con respecto a cómo actúen las economías y las divisas en el mundo. El oro es igual aquí y en china; Así mismo, su valor se mantiene constante en cualquier parte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s